Hay 3 maneras de ofender a Dios, el libro de Éxodo 34:7 enseña, que Dios perdona la iniquidad, la rebelión y el pecado, así que entre estas ofensas la más grave de todas por lo cual las encabeza es “LA INIQUIDAD” debido a que se repotencia 7 veces en los hijos, 7 veces en los nietos y 7 veces en los bisnietos, trayendo como consecuencia, un tsunami de perversión en cada generación, superior a la anterior.

Por lo tanto, esta materia está dirigida al género humano; porque no podemos luchar contra lo que no conocemos, y si queremos tener una familia estable con valores, un hogar firme y el respaldo absoluto de Dios, debemos velar por nosotros mismos y erradicar la iniquidad que podemos albergar en nuestro espíritu, para vivir en INTEGRIDAD .